Cómo logré hacer mi primer viaje sola: 5 días en Florianópolis

Te cuento cómo fue mi experiencia haciendo mi primer viaje sola. Verás que no es tan peligroso ni aburrido como dicen.

En Barra da Lagoa haciendo mi primer viaje sola.
En la playa de Barra da Lagoa.

Si estás pensando en hacer tu primer viaje sola pero aún te sientes insegura, no te preocupes. Lo cierto es que muchas estuvimos en tu posición.

Cuando tomé la decisión de hacer mi primer viaje sola (hace 6 años) también tuve que enfrentarme a dudas y preocupaciones iniciales. Y creo que tener estos temores es algo totalmente normal.

Para muchas personas, viajar sola por primera vez significa salir de la zona de confort y enfrentarse a nuevos desafíos, sin tener el apoyo de un amigo o familiar a la mano.

Sin embargo, después de varios años haciendo viajes en solitario, puedo decirte que viajar sola no tiene por qué ser una experiencia peligrosa, aburrida o estresante. Muchas veces, viajar sola no es tan diferente a hacer actividades en solitario en tu propia ciudad. Además, siempre hay gente dispuesta a echarte una mano o a hacer comunidad.

A continuación te contaré cómo fue mi experiencia viajando sola por primera vez y te compartiré algunos tips para que tu también lo puedas lograr. Este viaje lo hice en Florianópolis el año 2014 y fue el comienzo de varios viajes en solitario.

Comencemos!

 

1. ¿Qué me animó a hacer mi primer viaje sola?

La idea de hacer mi primer viaje sola surgió mientras estaba en la universidad y gané una beca para hacer un intercambio académico en Brasil.

La idea era irme a vivir por seis meses a Itajaí, una ciudad ubicada en el sur de Brasil, en donde haría un semestre en la universidad local.

Como allí estaban habituados a recibir estudiantes de intercambio, habían preparado una reunión de bienvenida, en donde conocería otros intercambistas (así que ya no estaría sola), e incluso me ofrecieron transporte desde el Aeropuerto.

Esta alternativa era bastante cómoda. Sin embargo, tenía algo de dinero ahorrado, por lo que decidí irme un poco antes y aprovechar esa oportunidad para hacer mi primer viaje sola!

Por lo tanto, compré un pasaje a Florianópolis (que queda a unas 2 horas en bus de Itajaí) y decidí que me quedaría 5 días en esta isla, antes de comenzar el resto de mi aventura en Brasil.

Desde ese momento me comencé a preparar mentalmente para mi primer viaje sola.

 


2. Dudas y preocupaciones iniciales

Una vez que compré mi pasaje, comenzaron a surgir las dudas, preocupaciones y miedos.

Había hecho algunos viajes antes, pero siempre con amigos.

Esta era la primera vez que iba a visitar un destino sola. Además, era la primera vez que viajaba a un país en donde el español no era la lengua oficial.

Los principales miedos que me surgían tenían que ver con la seguridad: ¿Qué haría si me pasara algo? ¿Cómo mujer viajando sola seré un ‘blanco fácil’? ¿Y si me enfermo? ¿Y si me roban las cosas? ¿Será mala idea?

Y así, este tipo de preguntas seguían dale y dale en la cabeza… El día de viajar se aproximaba y, aunque me intentaba decir lo contrario, lo cierto es que me estaba poniendo nerviosa.

Sin embargo, me intentaba reconfortar con la idea de que viajar sola no puede ser tan diferente a pasear sola por mi ciudad. Por supuesto que estaría en un lugar diferente, en otro país y hablando otro idioma, pero de todos modos estaría haciendo las mismas cosas que haría normalmente en mi ciudad: salir, pasear, ir a la playa, comer, dormir, conversar. Nada del otro mundo…

Además, si me pasaba ‘algo’ tenía mi seguro de viajes y dinero suficiente para comprar un vuelo de regreso. Y nada quitaba que ese ‘algo’ también me pudieran pasar en mi ciudad. Con los días me fui dando cuenta de que mis miedos no eran una amenaza real. Ese ‘algo’ solo estaba en mi cabeza. Y ese pensamiento me tranquilizó…

Así que me animé y eché mano de una frase que me ha acompañado en muchos momentos de incertidumbre a lo largo de mi vida: “Hazlo, y si te da miedo, hazlo con miedo”.

 


3. Llegó el momento de viajar

Pasaron los días y finalmente llegó el momento de viajar.

Como iba a estar fuera por 6 meses mi familia me fue a dejar al Aeropuerto en Santiago (una costumbre muy latina) y se quedaron allí acompañándome hasta que crucé a la zona de embarque en donde comenzaría una gran aventura.

La primera parte del viaje transcurrió muy tranquila y sin problemas.

Nunca me ha gustado mucho volar. Sin embargo, no pude evitar deleitarme con las hermosas vistas de la Cordillera de los Andes. Los picos nevados se veían muy bonitos. A pesar de los miedos preliminares, mientras sobrevolaba la cordillera me sentía muy feliz por estar comenzando este viaje.

Ese día en realidad tenía dos vuelos programados: un primer vuelo desde Santiago a Sao Paulo y un segundo vuelo que me llevaría a Florianópolis. Entre ambos vuelos no había mucho tiempo intermedio, solo un poco más de una hora. Pero, parecía ser tiempo suficiente para hacer esta escala (o eso pensaba). Por lo tanto, tenía presupuestado llegar a Florianópolis a eso de las 4-5 de la tarde.

Sin embargo, en Sao Paulo empezaron los problemas…

Cordillera de los Andes desde el avión.
¡Cruzando la Cordillera de los Andes!

 


4. Perdí mi vuelo

Al llegar al Aeropuerto Internacional de Sao Paulo (Guarulhos) me encontré con una gran confusión!

Com estábamos en plano verano, había una gran cantidad de turistas intentando entregar su equipaje y hacer check-in y los módulos no daban abasto. Todo era muy caótico y me costaba mucho comunicarme con los funcionarios del Aeropuerto.

El desorden era tanto y las filas tan largas que acabé perdiendo mi segundo vuelo.

Afortunadamente, me reuní con un grupo de chilenos (éramos unos 10 en total) que habían tenido el mismo problema y estaban buscando el módulo de la aerolínea (LATAM) para buscar una solución.

En el módulo, me cambiaron el pasaje para el próximo vuelo y me regalaron una cena gratis en un tenedor libre del Aeropuerto. Por suerte, había comprado mis dos pasajes juntos. Además, el problema de organización (o la falta de ella) había sido del Aeropuerto.

Hasta ahí todo bien. El único problema era que el próximo vuelo salía 7 horas más tarde!

Por lo tanto, no me quedó otra alternativa que pasar muchas horas en el Aeropuerto. Afortunadamente, me hice amiga de una pareja de chilenos que viajaban por primera vez a Brasil con su hijo, quienes estaban en la misma situación que yo. Por lo tanto, pasamos las siguientes 7 horas conversando y disfrutando de nuestro tenedor libre.

Esto demuestra que viajar sola no siempre implica estar sola ni enfrentar los problemas sola todo el tiempo.

 


5. Un vuelo de terror

Finalmente abordamos nuestro vuelo y fue del terror!

Creo que de los peores que he tenido en mi vida. Si antes te había dicho que no me gustaba mucho volar, este vuelo me lo confirmó.

Abordamos nuestro avión a eso de las 2 de la mañana y en plena tormenta!

No exagero, esa noche llovía estrepitosamente, habían relámpagos y corría mucho viento. Desde el aeropuerto podíamos ver cómo el viento azotaba las palmeras.

Durante el vuelo, además, hubieron muchas turbulencias, especialmente durante el aterrizaje. Tanto así, que varios pasajeros aplaudieron cuando el avión tocó tierra.

La verdad es que me sentí bastante aliviada cuando bajé de ese avión y, a pesar de las dificultades, estaba muy contenta: por fin había llegado a Florianópolis!

Playa de Barra da Lagoa, Brasil.
¡Ya estaba más cerca de las playas de Brasil!

 


6. Florianópolis: La isla de la magia

Ese día llegué a Florianópolis, cerca de las 3 de la mañana, sin haber reservado hospedaje, sin un plan y a penas hablando unas frases sueltas de portugués.

En la actualidad planifico mucho más mis viajes y nunca llego a un lugar sin reservar hospedaje y sin tener un plan para llegar a él. Sin embargo, cuando hice este viaje no tenía tanta experiencia viajando y dejaba este tipo de cosas a la suerte (algo que no recomiendo!).

Lo único que sabía es que quería hospedarme en Barra da Lagoa.

Si nunca has visitado Florianópolis, déjame contarte que es una isla bastante grande (de 433 km²) que tiene 12 distritos y 42 playas. Algunos de los distritos más populares para hospedarse son Dos Ingleses, Canasvieiras, Jurere, Lagoinha do Norte, Pantanal do Sul y Barra da Lagoa. Y justamente en este último es en donde me quería quedar. Había visto fotos de Barra da Lagoa en Internet y me había enamorado de este destino.

Aquí puedes encontrar más información sobre lugares para hospedarte en Florianópolis.

Sin embargo, esa noche no me quedó más alternativa que pasar la noche en el centro de la isla.

Después de despedirme de los amigos que había hecho en el Aeropuerto, tomé un taxi y le pedí (con mi portugués chapuceado) que me llevara al hostal más cercano que encontrara.

Afortunadamente me llevó a un muy buen lugar (y además económico!).

Estaba tan cansada después de ese largo viaje, que nada más instalarme en mi habitación me dormí al instante.

Ya buscaría la forma de llegar a Barra da Lagoa al día siguiente…

Si prefieres una opción más cómoda para transportarte, aquí te dejo información sobre traslados en Florianópolis.

 


6.1 Barra da Lagoa

Gracias a la ayuda de los locales, al día siguiente pude encontrar un bus que me llevara a Barra da Lagoa. Durante este trayecto me encontré con un grupo de 4 chilenos que habían viajado a Brasil en bus, con los que compartí un rato y que también había conocido en el Aeropuerto.

Una vez en Barra da Lagoa, le pregunté a una señora que me dio la impresión de ser amable si conocía algún hostal económico en donde me pudiera quedar (ahora uso Booking, pero en ese tiempo esa era mi mejor herramienta para encontrar hospedaje!).

La señora, muy amable, me llevó a un hostal tipo mochilero en donde me sentí muy a gusto.

Como era mi primer viaje sola, preferí no compartir habitación y opté por quedarme en un pieza privada (que afortunadamente no era tan cara). Creo que esta es una buena alternativa si estás viajando sola por primera vez y no te acomoda compartir habitación.

Pienso no es necesario salir completamente de la zona de confort durante un solo viaje. A veces es mejor hacer las cosas en forma gradual.

Nada más dejar las cosas en mi habitación, me dispuse a recorrer la zona. Y me gustó mucho lo que vi!

Barra da Lagoa es algo así como un pueblo de pescadores, el cual se encuentra entre la playa y un canal de aguas verdosas que conecta con la Laguna da Conceicao, otro sitio bastante turístico de la isla.

El pueblo es muy alegre y animado. Pasear por la orilla del canal y la amplia playa de Barra da Lagoa es muy agradable. Además, las calles centrales son muy turísticas, por lo que abundan los restaurantes y tiendas de recuerdos. Mi primer día, estaba muy emocionando recorriendo todo y tomando fotografías a diestra y siniestra.

Barra da Lagoa, Florianópolis.
Barra da Lagoa.

 


6.2 Lagoa da Conceicao

Una de las primeras excursiones que hice en Barra da Lagoa fue contratar un tour a la Lagoa da Conceicao. Este tour solo dura un par de horas y en él te llevan a hacer snorkel en una embarcación bastante colorida.

La primera parada fue en el mar, el cual tiene un hermoso color verde-agua, característico de la costa catarinense. En el punto en el que paramos había bastante oleaje, por lo que esta parte del tour fue muy agotadora. Pero aún así me divertí muchísimo sorteando las olas e intentando ver algo con mi snorkel, aunque debo reconocer que no tuve demasiado éxito.

A continuación hicimos un paseo por el canal, el cual se encuentra rodeado de elegantes residencias de verano y abundante vegetación, hasta llegar a la famosa Lagoa da Conceicao. Allí nuevamente estuve haciendo snórkel en las cálidas aguas de la laguna.

Ese día no había mucha gente en la excursión. Sin embargo, la guía del tour fue muy amable conmigo y se ofreció a tomarme varias fotografías. A pesar de las limitaciones idiomáticas siempre hay gente dispuesta a ayudar.

Mi primer viaje sola en Lagoa da Conceicao
En Lagoa da Conceicao.

 


6.3 Santo Antonio de Lisboa

Luego de un día de playa y snorkel en Barra da Lagoa, me dispuse a conocer otros lugares de la isla.

Para esto utilicé el transporte público de Florianópolis, el cual consiste en micros con paraderos establecidos que conectan los diferentes rincones de la isla. En general, el sistema funciona razonablemente bien. Sin embargo, las micros pueden tardar en pasar, por lo que hay que estar dispuesta a hacer filas y tener paciencia.

Un lugar del que había visto fotos en Internet y que tenía muchas ganas de conocer era Santo Antonio de Lisboa.

Esta localidad destaca principalmente por sus construcciones coloniales y sus casas de aire azoriano, además de ser reconocido como el lugar en donde habitaron los primeros pobladores de la zona.

Es un lugar muy tranquilo e ideal para pasear. Tiene una costanera con abundante vegetación y hermosos paisajes. Sin embargo, no tiene lugares adecuados para bañarse, por lo que, si solo andas buscando playas, este no es el lugar para ti.

Fui a pasar el día a esta localidad y la verdad es que estuve bastante tranquila. Me dediqué a pasear con calma por el pueblo y a tomar fotografías. En ningún momento me sentí incómoda por estar paseando sola. Como te decía antes, viajar sola realmente no es tan diferente a pasear sola por mi ciudad.

Santo Antonio de Lisboa, Florianópolis.
Santo Antonio de Lisboa.

 


6.4 Canasvieiras

Animada por mi exitoso paseo del día anterior, me animé nuevamente a usar el transporte público de Florianópolis e ir a conocer otro rincón de la isla. Esta vez fui a Canasvieiras.

Este sitio es bastante diferente a Santo Antonio de Lisboa. Es mucho más turístico y el principal atractivo son sus playas.

Debo decir que aunque pasé un buen rato paseando y disfrutando del mar en Canasvieiras, su playa no me gustó mucho.

La principal razón es que la franja de arena es demasiado estrecha, por lo que prácticamente no hay sitio para tenderse en la playa. Además, la tonalidad del agua es más oscura que en otros lugares de la isla.

Aún así, es un lugar bastante animado y con abundante oferta de servicios turísticos, en el que seguramente se pueden pasar unas buenas vacaciones. Sin embargo, no le daría prioridad a la hora de regresar a Florianópolis.

Canasvieiras, Florianópolis.
Playa de Canasvieiras.

 


6.5 Tortugas y carnaval

Después de pasar los últimos días recorriendo la isla, decidí pasar mis últimos días de viaje en Barra da Lagoa, disfrutando de la playa y tomando caipirinhas y caipiroskas a la orilla del mar.

También aproveché este tiempo para visitar un lugar de Barra da Lagoa del que había oido hablar y que, como estudiante de Biología Marina, tenía muchas ganas de conocer: el Proyecto Tamar.

Este proyecto busca promover la recuperación de las poblaciones de tortugas marinas, mediante la investigación, conservación e inclusión social. Fue creado por estudiantes de la Universidade Federal do Rio Grande en 1980 y se ha convertido en un programa de conservación bastante exitoso. Para ingresar tuve que pagar una entrada (que en la actualidad está a R$ 20) que incluye un recorrido guiado por las instalaciones.

Recuerdo que esta visita fue bastante educativa, ya que en ella aprendimos sobre las diferentes especies de tortugas marinas presentes en Brasil, además de las principales amenazas a las que se ven expuestas. Una muy buena experiencia que recomiendo si visitas Barra da Lagoa!

Luego de visitar este centro, estuve un rato en la playa y me dirigí a mi hospedaje. Sin embargo, en el camino me encontré con una sorpresa:

Había empezado el Carnaval!

Bueno, no exactamente…

En realidad, en Barra da Lagoa se estaba realizando el Pre-Carnaval, una actividad en donde los Reyes del Carnaval salen a las calles a animar a la gente. Hay música, baile y mucha alegría.

Y el estar viajando sola para nada fue un impedimento para sumarme a las celebraciones y ponerme a bailar al ritmo de la música brasilera!

Definitivamente los brasileños saben cómo divertirse.

Proyecto Tamar, Barra da Lagoa.
Tortuga del Proyecto Tamar.
Pre-Carnaval en Florianópolis.
Pre-Carnaval de Florianópolis.

 


7. Conclusiones de mi primer viaje sola

En mi último día en la isla, fui a caminar al atardecer por la extensa playa de Barra da Lagoa. Estaba agradecida de haber hecho este viaje tan lindo y de haberme animado a hacer mi primer viaje sola. En ese momento no sabía que ese sería solo el primero de varios viajes en solitario.

Pero, a pesar de que no tuve mayores problemas (salvo los incidentes al principio del viaje), debo reconocer que en este primer viaje sola cometí varios errores!

Creo que el principal de ellos fue no reservar un hospedaje con anticipación y averiguar cómo llegar a él desde el Aeropuerto. Y creo que es justamente este tipo de acciones las que pueden ayudar a disminuir la ansiedad antes de hacer un primer viaje sola. Afortunadamente, de los errores se aprende.

Sin embargo, en general diría que este primer viaje sola estuvo bastante bien. En ningún momento me sentí en peligro y cuando enfrenté algunas dificultades siempre tuve gente alrededor mío para apoyarnos mutuamente.

Tampoco me aburrí (para nada!) o me sentí incómoda por estar viajando sola. La verdad es que siempre tuve muchas cosas para hacer y disfruté cada momento que pasé en la isla.

Como siempre digo, viajar sola no es tan peligroso ni aburrido como dicen.

 


8. ¡Ahora es tu turno!

Espero que este relato te haya animado a hacer tu primer viaje en solitario y que te haya aclarado algunas dudas al respecto.

Si todavía lo estas pensando, te animo a que lo intentes. Sinceramente, creo que viajar sola es una muy buena experiencia, la que te puede ayudar a conocerte mejor e incrementar tu confianza en ti misma.

Y, por sobretodo, no dejes a los prejuicios alejarte de este objetivo. La vida pasa rápido y ahora es el momento (bueno… después de la cuarentena…).

Lo que sí te recomiendo vehementemente es PLANIFICAR MUY BIEN EL VIAJE. Te garantizo que esto te hará sentir más segura a la hora de viajar.

Busca hospedaje en Booking o Airbnb. Y averigua en Internet cómo llegar a tu hospedaje, qué visitar, qué barrios son seguros y cuáles es mejor evitar. También puedes leer un poco sobre la cultura y costumbres locales, llevar algo de dinero extra (para emergencias) y siempre viajar con seguro de viajes.

Si todavía tienes más dudas para hacer tu primer viaje sola, me puedes contactarme por mensaje privado o dejar tu comentario (siempre respondo!).

 


9. Tours por Florianópolis

En caso de que quieras más información sobre los diferentes tours para hacer en la isla, aquí puedes encontrar las diferentes excursiones en Florianópolis y en lugares cercanos.

 


¡Eso es todo amiga!

Mi primer viaje sola en Brasil.

Espero que estos datos para hacer tu primer viaje sola y mi experiencia en Florianópolis te hayan sido de utilidad!

¿Ya hiciste tu primer viaje sola? ¿Lo estás planificando? ¿Quieres hacerlo?

Cuéntame!

Por último, si quieres estar al tanto de todos los datos y tips de viaje, puedes suscribirte a la sección de noticias del blog!

Estaré subiendo información regularmente.

¡Vamos por ese viaje!

 


¿Te gustó? Guárdalo en Pinterest

Solo debes hacer click en el ícono de Pinterest o presionar sobre la imagen y podrás guardar este post en uno de tus tableros!

Pin de primer viaje sola

 

 

Más sobre viajar sola:

 

1📌 Destinos para un primer viaje sola

2📌 Secretos sobre viajar sola

 

 

 

Más sobre Brasil:

 

1📌 Río de Janeiro

2📌 Sao Paulo

3📌 Balneario Camboriú

 

 

Cómo logré hacer mi primer viaje sola: 5 días en Florianópolis

  2 Replies to “Cómo logré hacer mi primer viaje sola: 5 días en Florianópolis”

  1. 2 agosto, 2020 at 06:16

    ¡Viajar sola me parece una gran experiencia! Yo lo he probado en un par de veces y la verdad es que me ha encantado, me gustaría hacer algunos días más. ¡De aburrido nada! Espero que cuándo se pase esto pueda volver a organizar una escapa sola de nuevo 🙂
    Muy buen articulo, gracias por compartir la experiencia.

    • 2 agosto, 2020 at 10:08

      Hola Jess,
      Estoy completamente de acuerdo contigo. Viajar sola es una gran experiencia y creo que todos deberían probarlo en algún momento. Para mí, la libertad que se siente al viajar sola es algo que no tiene comparación. Espero que pronto puedas organizar esa escapada! 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

36 Compartir
Pin22
Compartir11
Twittear3