¿Cómo es realmente hospedarse en un hostel?

Cómo es realmente quedarse en un hostal.

Te cuento cómo es, realmente, hospedarse en un hostel y aclaro varias dudas y preguntas recurrentes sobre este tipo de hospedaje.

 

Existen varios mitos y prejuicios sobre los hostels. Algunas personas los consideran lugares ruidosos, poco higiénicos, incómodos, peligrosos, solo usados por jóvenes, entre otras creencias.

Sin embargo, este no siempre es el caso. Hay diferentes tipos de hostels y muchos de ellos pueden ser una excelente alternativa para los viajeros que no quieren gastar tanto dinero en hospedaje, buscan una alternativa diferente o simplemente les gusta el ambiente de estos lugares.

No todos los hostales son ruidosos y no todos los huéspedes de estos establecimientos están en la flor de la juventud. La gran mayoría de hostels son limpios y ordenados y, por lo general, tienen muy buen ambiente.

Por supuesto, que no todo es maravilla en el mundo de los hostels. También hay sitios que no cuentan con las mejores condiciones y que pueden resultar en una mala experiencia para sus huéspedes. Entre un establecimiento y otro pueden haber muchas diferencias.

A continuación te cuento cómo ha sido mi experiencia quedándome en hostels y cómo funciona, en términos generales, este tipo de establecimiento.

¡Comencemos!

Algunos links en este post tienen enlaces de afiliados. Esto quiere decir que si compras algo en ellos, recibiré una comisión que no tendrá costo para ti y que me ayudará a mantener este blog de viajes.

 

1. ¿Qué es un hostel?

La traducción literal (de inglés a español) para hostel es albergue y la principal característica de este tipo de hospedaje es que ofrece camas en habitaciones compartidas.

Esto no quiere decir que este sea el único tipo de habitación ofrecido. La mayoría de hostels también tienen habitaciones privadas, aunque estas suelen ser considerablemente más caras que las compartidas.

 

1.1 ¿Cuál es la diferencia con un hotel?

La principal diferencia es que los hostels ofrecen habitaciones compartidas, mientras que los hoteles solo ofrecen habitaciones privadas. Además, los hostels suelen tener un ambiente más distendido y ofrecer mejores precios.

 

1.2 ¿Es lo mismo que un hostal?

No es lo mismo. Un hostal es un tipo de hospedaje similar a un hotel pero de menor categoría y más económico. A diferencia de los hostels, los hostales no suelen ofrecer habitaciones compartidas.

Debido al parecido de estas dos palabras, no es inusual usarlas como sinónimos. Yo misma cometía este error hace un tiempo. Sin embargo, es importante aclarar que se trata de dos conceptos diferentes.

 

*Por supuesto que en todas estas definiciones existen áreas grises, pero en términos generales, estas son las principales diferencias entre estos tipos de hospedaje.

 

Hostel en Córdoba, Argentina.
Un hostel muy cómodo y barato en el que me hospedé en Córdoba, Argentina.

 


2. Mi experiencia en los hostels

Debido a su bajo precio, me he quedado muchas veces en hostels, en diferentes ciudades y países. Y, aunque a veces he tenido problemas menores, en general la experiencia ha sido bastante positiva y me ha permitido viajar sin gastar tanto dinero.

Calculo que mi experiencia en hostels ha sido buena en el 95% de los casos. Por lo general, la gente es respetuosa con el espacio de los demás, el ambiente suele ser bastante acogedor y nunca he tenido problemas de seguridad.

En ocasiones, sí que he llegado a lugares que no me han hecho sentir muy cómoda, demasiado ruidosos, con camas incómodas o de higiene dudosa, pero esta ha sido la excepción más que la regla.

También me he quedado en un par de lugares muy baratos pero con pésima ubicación. Este es un error que ahora procuro evitar, por lo que siempre busco información sobre los mejores barrios para hospedarse antes de hacer una reservación.

Con esto no quiero decir que sea habitual encontrar este tipo de problemas en los hostels, pero tampoco te puedo garantizar que las cosas siempre van a salir bien. Es por eso que es importante tomarse un tiempo para leer comentarios de otros usuarios y así asegurarse de llegar a un buen lugar.

 

Decoración de un hostal en Punta del Este.
Algo que me gusta de los hostels es que, por lo general, tienen una decoración bastante atractiva que contribuye a crear un ambiente distendido. Un ejemplo de esto, es esta llamativa decoración en un hostel de Punta del Este (Uruguay).

 


3. Hostel boutique v/s mochilero v/s party hostel

En el mundo existen diferentes tipos de hostels, para variados gustos y presupuestos. Hay hostels muy tranquilos, ideales para descansar y relajarse; y otros muy movidos, en donde no faltan las noches de fiesta. Algunos cuentan con muchas comodidades y con elaboradas decoraciones, mientras que otros solo ofrecen lo básico. Debido a esta diversidad de hostels, es importante que te informes bien antes de reservar.

En mi caso, me he quedado en diferentes tipos de hostels, pero suelo preferir los lugares más tranquilos y que cuenten con ciertas comodidades. También le doy mucha importancia a la limpieza y (últimamente) a la ubicación.

A pesar de que siempre procuro ahorrar, el precio no es el único factor que considero, ya que, a veces por unos pocos pesos, la diferencia en calidad y servicios puede ser bastante.

Un tipo de hospedaje que está de moda últimamente son los hostel boutique. Estos establecimiento se caracterizan por ofrecer buenos servicios y una decoración muy cuidada a precios asequibles. No es el hospedaje más barato que encontrarás, pero sí que tienen una excelente relación calidad-precio.

Hostal Balu en Isla Mujeres.
Hostel Balu en Isla Mujeres: un lugar barato y con buen ambiente, pero con mucha fiesta para mi gusto.

 


4. ¿Quedarse o no en habitación compartida?

ACLARACIÓN: Quedarse en habitación compartida es algo que no recomendaría en el actual contexto de pandemia.

Algunas personas se sientes incómodas quedándose en habitaciones compartidas, algo que me parece completamente entendible. Sin embargo, si tienes ganas de probar esta alternativa para viajar barato, te sugeriría no dejarte influenciar por prejuicios o miedos ajenos.

Antes de la pandemia, casi siempre me quedaba en este tipo de habitación y mi experiencia fue buena la mayor cantidad de las veces. Nunca tuve un problema importante. La gente suele ser respetuosa con el espacio de los demás. Por supuesto que hay excepciones y también he tenido la mala suerte de toparme con compañeros de habitación un tanto bulliciosos, pero normalmente basta con pedir de buena forma que bajen el volumen.

Si no estás muy segura, puede ser una buena idea partir por una habitación compartida femenina (abajo me refiero en mayor detalle a este punto) o, si nunca te has quedado en un hostel, comenzar con una habitación privada. Así te irás familiarizando de a poco con el ambiente de estos hospedajes.

Si te decides por una habitación compartida, algunos artículos útiles para llevar pueden ser tapones para los oídos, antifaz para dormir y audífonos. También te sugiero llevar un cargador USB con múltiples entradas, ya que muchas veces sólo tendrás un enchufe para cargar tu celular, cámara y demás accesorios. Además, te sugiero llevar un candado para guardar tus pertenencias más valiosas en un lugar seguro. Los hostels suelen contar con casilleros o cajas de seguridad en donde podrás guardar tus cosas.

Artículos útiles para hospedarse en un hostel.
Artículos útiles para llevar a una habitación compartida de hostel.

 


5. ¿Habitación mixta o femenina?

Como te adelantaba más arriba, varios hostels ofrecen habitaciones compartidas femeninas. Incluso existen hostels solo para mujeres, aunque esto último no es nada común y solo se encuentran en algunas pocas ciudades del mundo.

Las habitaciones compartidas femeninas son mucho más comunes y pueden ser una buena alternativa si te hacen sentir más cómoda. Sin embargo, no todos los hostels cuentan con este tipo de habitaciones y, por lo general, son más caras que las habitaciones mixtas, aunque la diferencia no suele ser mucha.

Si te interesa quedarte en una habitación solo para mujeres, asegúrate de revisar si el hospedaje, en que piensas reservar, cuenta con este tipo de servicio. La mayoría de buscadores de hospedaje muestran claramente los diferentes tipos de habitaciones disponibles.

 


6. ¿Cómo son los baños compartidos?

No es inusual que las personas sientan cierta inquietud a la hora de compartir los servicios higiénicos con otras personas. Algo que entiendo y comparto. Estamos de acuerdo en que la higiene es algo importante en estos lugares.

Razón por la cual, te insisto en que siempre revises los comentarios y reseñas de otros usuarios, así será más probable que llegues a un lugar con buenas condiciones de higiene.

Mi experiencia en lugares con baños compartidos, por lo general, ha sido bastante buena. En la mayoría de hospedajes los baños son higienizados varias veces al día.

Sin embargo, sí que hay algunos cuartos de baño que me han parecido un poco incómodos, en especial en lo referente a las duchas. En los hostales, muchas veces hay varias duchas en una misma habitación (por supuesto que cerradas y respetando la privacidad de cada uno), por lo que bañarse y secarse puede ser un poco complicado.

Personalmente, intento no ser muy chisquillosa en este aspecto (más allá de la limpieza, claro) ya que lo considero un buen precio a pagar a cambio de ahorrar una suma importante de dinero. Claro que esto depende de cada una.

Como medida de higiene básica, te recomiendo llevar sandalias para evitar contagiarte hongos en las duchas. Esto no aplica solo a los hostels y es una medida que también tomo en hospedajes con baños privados.

 


7. ¿Cómo son las cocinas compartidas?

La mayoría de hostels ofrecen cocinas compartidas como parte de sus servicios, algo que puede ser de gran utilidad si buscas viajar sin gastar tanto dinero. Cocinar algunas comidas es una buena forma de ahorrar durante un viaje.

Qué tan buena sea la cocina dependerá de tu hospedaje. Me he quedado en hostels con cocinas completísimas y en otros con apenas lo básico.

Cualquiera sea el caso, en los hostels siempre es importante que respetes el espacio de los demás, por lo que te sugiero no acaparar todo el espacio y dejar todo limpio y lavado cuando termines de cocinar. También te recomiendo dejar tus alimentos etiquetados y cuidar que no quede nada en mal estado.

En mi caso, casi siempre uso las cocinas de los hostels. Sin embargo, intento evitar las horas de almuerzo y cena, ya que durante estos horarios pueden estar un poco llenas y cocinar se puede tornar un poco incómodo.

Cocina compartida de un hostal.
Cocina compartida de un hostel (foto tomada de Pixabay).

 


8. ¿Con o sin desayuno incluido?

Personalmente, prefiero quedarme en hostels con desayuno incluido. Por lo general, el precio no suele ser mucho más elevado y representa una preocupación menos.

La calidad del desayuno, como siempre, depende del lugar en que te hospedes. Me he quedado en hostels que ofrecían desayunos muy buenos y otros mucho más básicos, por lo que te sugiero mantener las expectativas bajas.

Si quieres un desayuno mejor, siempre puedes llevar tus propios alimentos para complementar el desayuno ofrecido por el hostel. En mi caso, me cuesta mucho empezar el día sin una taza de café con leche, por lo que estos son productos que siempre intento tener a mano.

Al quedarse en un hostel aveces tendrás desayuno incluido.
Desayuno incluido de un hostel en Humahuaca, norte argentino.

 


9. ¿Qué otros servicios ofrecen los hostels?

Varios hostels ofrecen servicios adicionales, como el arriendo de bicicletas, lavandería, restaurant, sala de juegos, piscina y descuentos en actividades, fiestas y excursiones.

Por lo general, estos servicios aparecerán detallados en la página del hostel a la hora de hacer la reserva. Te recomiendo poner atención en estos puntos, ya que a veces la diferencia en precio puede ser baja entre dos hospedajes, pero los servicios de uno muy superiores a los del otro.

Ejemplo de los servicios ofrecidos por un hostal.
Servicios ofrecidos por un hostel. Como puedes ver, la información aparece bastante detallada.

 


10. ¿Es seguro quedarse en un hostel?

Con base en mi experiencia personal, puedo decir que sí lo es. Pero, esto no significa que no haya áreas grises en esto. Como siempre, es necesario ver el caso a caso, ya que no todos los hostels tienen el mismo nivel de seguridad.

Un punto importante en este aspecto es la ubicación del hostel. Asegúrate de quedarte en un lugar que se encuentre en un sitio seguro. El barrio en que te hospedes jugará un papel importante en tu experiencia.

No quiero seguir repitiéndolo, pero nuevamente te recomiendo leer los comentarios de otros usuarios. Si alguien tuvo alguna mala experiencia o le robaron algo en un hostel, es bastante probable que lo escriba en las reseñas.

Por último, te recomiendo llevar un candado para que puedas dejar tus pertenencias de mayor valor en un casillero o sitio seguro. Por lo general, los hostels cuentan con lugares para guardar objetos personales. Te sugiero llevar un candado de buena calidad. Hay algunos candados de colores que lucen bonitos pero que son muy fáciles de abrir.

 


11. Si no quiero hablar con nadie ¿es un problema?

Claro que no. El hecho de que te hospedes en un hostel, incluso si lo haces en una habitación compartida, no significa que deberás socializar con todo el mundo.

A veces he conocido personas muy agradable en las habitaciones de los hostels, con las que he conversado un buen rato e incluso compartido whatsapp para seguir en contacto; mientras que en otras oportunidades no he conversado con absolutamente nadie de la habitación. Todo depende de lo que quieras hacer.

Quedarse en un hostel no significa que debas socializar con todo el mundo.
No pienses que por quedarte en un hostel estarás obligada a socializar en todo momento. Si solo quieres llegar a acostarte y leer un libro o estar en tu celular también está bien (foto tomada de Pixabay).

 


12. ¿Los hostels son solo para gente joven?

Si bien los hostels se suelen asociar con un público más bien joven, este no siempre es el caso.

En mi experiencia, la mayoría de los huéspedes de estos establecimientos suelen estar entre los 20 y 30 años, pero tampoco es raro ver gente de entre 30 y 40 años (yo misma caigo en este selecto grupo) o gente de mayor edad.

Como vengo diciendo, hay hostels para diferentes gustos y necesidades, por lo que los huéspedes de este tipo de establecimientos también son muy variados.

Un caso emblemático de una viajera de avanzada edad y amante de los hostels es la abuelita mochilera, quien tras jubilarse a los 66 años se dedica a viajar por el mundo en solitario, actividad que continúa haciendo a sus más de 85 años.

 


13. ¿En qué fijarse a la hora de reservar en un hostel?

A modo de resumen, te sugiero fijarte en la ubicación, habitaciones disponibles (privadas, familiares, compartidas mixtas y compartidas femeninas) y servicios ofrecidos: cocina compartida, Wifi, desayuno y servicios extra.

También te recomiendo revisar que el precio publicitado sea el final, es decir, que incluya los impuestos y cargos extra. Y, aunque no quiero sonar repetitiva, siempre leer los comentarios y reseñas de otros usuarios.

📌 Aquí te dejo más consejos para encontrar hospedaje bueno, bonito y barato.

 


14. Encuentra tu hostel

En mi caso, me gusta planificar los viajes con anticipación, por lo que siempre busco los hospedajes en buscadores como Booking o Agoda.

De todos los buscadores que hay, que son muchos, mi favorito es Booking ya que tiene una gran número de hospedajes, para todos los gustos.

Aquí puedes encontrar tu próximo hospedaje:

 



Booking.com

 


 


¡Eso es todo, amiga!

Foto en el Pucará de Tilcara.

Espero que esta información sobre cómo es realmente hospedarse en un hostel te hayan sido de utilidad.

¿Te has quedado en un hostel antes? ¿Qué tal fue tu experiencia?

Cuéntame.

Por último, si quieres estar al tanto de todos los datos para viajar en forma económica, puedes suscribirte a la Newsletter del blog.

Estaré subiendo datos y tips regularmente.

¡Vamos por ese viaje!

 


 


¿Te gustó? Guárdalo en Pinterest

Pin cómo es quedarse en un hostel.

 

¿Cómo es realmente hospedarse en un hostel?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.