No cometas estos errores al buscar hospedaje por internet

Errores al buscar hospedaje por internet.

Te cuento sobre errores comunes que debes evitar a la hora de buscar hospedaje por internet. Así obtendrás mejores resultados y podrás disfrutar más de tu viaje.

 

Uno de los aspectos más importantes que se deben abordar a la hora de planificar un viaje es el hospedaje. Suele ser uno de los principales gastos que se realizan al viajar y puede afectar drásticamente nuestra estadía en un determinado destino.

Por lo tanto, es muy importante buscar lugares que tengan una buena relación calidad-precio. Y no hay mejor sitio para esto que internet y los buscadores como Booking, Agoda y Airbnb.

Sin embargo, y a pesar de lo mucho que estos buscadores nos facilitan la vida, hay ciertos errores que a menudo los usuarios cometen a la hora de reservar una estadía. Es por eso que, a continuación, te dejo una lista con errores a evitar para encontrar un hospedaje que se adapte bien a tu viaje, expectativas y presupuesto.

¡Comencemos!

Algunos links en este post tienen enlaces de afiliados. Esto quiere decir que si compras algo en ellos, recibiré una comisión que no tendrá costo para ti y que me ayudará a mantener este blog de viajes.

 

1. No utilizar los filtros de las aplicaciones

En general, resulta muy fácil encontrar hospedajes en internet que se ajusten a nuestras necesidades. Pero, para esto, es necesario utilizar las herramientas que los diferentes buscadores de hospedaje nos ofrecen.

Personalmente, como siempre busco ahorrar en mis viajes, suelo utilizar la herramienta para ordenar los precios de menor a mayor. Esto no significa que siempre me quede en el hospedaje más barato. Sin embargo, es una herramienta muy útil para acercarme al tipo de hospedaje en el que estoy interesada.

También suelo averiguar qué barrios son los mejores para quedarse en el destino que voy a visitar para luego aplicar un filtro que solo me muestre hospedajes en esos sectores.

Otros filtros útiles son: valoración, ya que permite ver solo aquellos hospedajes bien evaluados por otros usuarios; filtros de servicios, los que permiten ver solo aquellos establecimientos que cuenten, por ejemplo, con cocina compartida, piscina o estacionamiento; o filtrar por opciones de pago, así puedo seleccionar solo hospedajes que no tengan gastos de cancelación o aquellos en que no sea necesario contar con tarjeta de crédito para reservar.

Además de estos ejemplos, existen varios otros filtros que te pueden ser de utilidad a la hora de buscar el hospedaje ideal para ti.

 


2. Reservar el hospedaje más barato

Como te decía en el punto anterior, a pesar de siempre ordenar los hospedajes por precio, de menor a mayor, no necesariamente reservo el hospedaje más barato. Esto se debe a que, además del precio, hay otros puntos importantes a considerar a la hora de hospedarse en un sitio.

A veces por una diferencia mínima puedes quedarte en un hospedaje que hará tu viaje menos agradable o que no cumplirá tus expectativas.

Por lo tanto, te recomiendo revisar muy bien los comentarios de otros usuarios, ver fotografías de los hospedajes, leer con qué servicios cuentan y en qué barrio se encuentran (y qué tan alejado del centro o de los atractivos). A continuación, me refiero a algunos de estos puntos en mayor detalle.

 


3. No leer los comentarios y evaluaciones de otros usuarios

Una vez que hayas seleccionado un hospedaje que se ajusta a tus preferencias y que te dio una buena primera impresión, te recomiendo siempre revisar los comentarios y reseñas escritos por otros huéspedes.

Esta es una de las mejores formas en que puedes asegurarte de que el establecimiento realmente te brindará un buen servicio y no te llevarás sorpresas desagradables una vez llegues allí.

Ten presente que los dueños siempre pueden decir que su hospedaje es de las mil maravillas e incluso subir fotografías que así lo hagan parecer. Sin embargo, la mejor forma de saber si un hospedaje realmente cumple con lo prometido es a través de las voces de personas que lo han probado antes que tú.

 



Booking.com

 


4. Hospedarte en barrios poco turísticos o alejados del centro de la ciudad

Este es un error que cometí en viajes anteriores y que ahora intento evitar a toda costa.

Específicamente, en mi viaje a Buenos Aires, por ahorrarme unos pocos pesos, cometí el error de hospedarme en un barrio muy alejado de los atractivos de la ciudad (en el Barrio Flores). Como resultado, terminé pasando mucho tiempo a bordo de micros y del metro para llegar a los lugares de interés. Por lo que, seguramente gasté más en transporte – sin mencionar el tiempo – que lo que me ahorré en hospedaje.

Para que no te pase lo mismo, te recomiendo averiguar con anterioridad en qué barrios es mejor quedarse y comparar los precios con los hospedajes de barrios menos turísticos. En ocasiones, la diferencia en precio puede no ser mucha y ganarás en tiempo y comodidad.

Otro punto aún más importante a considerar aquí es la seguridad. Siempre revisa que el barrio en que te piensas hospedar sea seguro. No está de más informarse un poco y así viajar con mayor tranquilidad.

 


5. No leer qué servicios incluye el hospedaje

Otro punto importante a considerar a la hora de reservar un hospedaje por internet son los servicios con los que cuenta.

¿incluye desayuno? ¿Tiene cocina? ¿Lavandería? ¿Estacionamiento? ¿Wifi? Toda esta información la puedes encontrar en las páginas de los hospedajes y usualmente en forma bastante detallada. Por lo tanto, es importante que la leas antes de reservar, así evitarás malentendidos y llevarte sorpresas poco agradables.

Ejemplo de los servicios ofrecidos por un hostal.
Ejemplo de los servicios ofrecidos por una hostal en Guadalajara.

 


6. Creer que porque a otra persona le gustó un lugar a ti también lo hará

Hay hospedajes para todos los gustos, necesidades y bolsillos, por lo tanto, te recomiendo no dejarte llevar solo por recomendaciones de amigos o familiares y averiguar si realmente el lugar en que piensas hospedarte se ajusta a lo que andas buscando.

Esto también aplica para los blogs de viajes. En mi caso casi siempre me quedo en hospedajes económicos con habitación y cocina compartida y que tengan servicio de wifi. Además me preocupo de que sean lugares con buen ambiente, bien ubicados, limpios y relativamente tranquilos. También suelo privilegiar aquellos que tienen el desayuno incluido.

Pero estas son mis preferencias personales (algo que siempre me aseguro de dejar claro en las guías de viaje) y que un hostal me haya gustado a mí, no significa que también te va a gustar a ti.

Con esto no quiero decir que no debas pedir recomendaciones. Por el contrario, creo que las recomendaciones pueden ser bastante útiles. Solo no te dejes llevar completamente por ellas y asegúrate de informarte bien sobre lo ofrecido por un determinado hospedaje.

 


7. Esperar demasiado por un precio muy bajo

Este es un punto que me parece necesario incluir, ya que he visto a personas quejarse en los hospedajes por esperar más de lo que realmente el establecimiento ofrecía. Una vez en Cancún vi a una pareja quejarse en una hostal baratísima y ubicada en plena Zona Hotelera (a un par de cuadras de la playa), porque el desayuno no incluía huevos, queso y jamón*.

Esto no significa que por pagar poco debas esperar un mal servicio. No se trata de eso. Pero tampoco puedes pedir un servicio de lujo si no estás pagando por ello. Nuevamente, lo importante es informarse antes de reservar y así quedarse en un sitio que cumpla las expectativas.

*Para que quede claro, el establecimiento ofrecía en su página desayuno, pero no especificaba qué incluía. Aún así, el desayuno me pareció completamente razonable. Incluía pan, tostadas, mantequilla, mermelada, café, cacao, leche y cereal. Era un desayuno sencillo, pero para el precio que estábamos pagando, creo que estaba bien.

 

Código de descuento de airbnb.

 


8. Pensar que no tienes derecho a reclamar si el establecimiento no cumple con lo prometido

Si ya hiciste tu reserva, o incluso si ya pagaste, y una vez llegas a tu hospedaje te encuentras con que no cumple con alguno de los servicios comprometidos en la página web, tienes todo el derecho a reclamar. Además, si esto te ocurre es importante que lo escribas en los comentarios del hospedaje para advertir a futuros usuarios.

Lamentablemente, si llegas a un lugar en el que no te sientes cómoda, no siempre es posible hacer una cancelación de tu reserva sin perder algo de dinero, por lo que a menudo la mejor forma de solucionar esto es llegar a algún tipo de acuerdo con los dueños.

Algo así me pasó en un hostal en Humahuaca, en el norte argentino. Hice la reserva en un sitio que lucía muy bien en las fotos y que decía contar con servicio gratuito de wifi. Sin embargo, una vez allí me encontré con que el internet no funcionaba y mi habitación (compartida) tenía un desagradable olor a humedad. Como ya me había enfermado una vez por quedarme en una habitación con olor a humedad (aparentemente soy alérgica al hongo que lo produce), no me quise quedar allí.

Por suerte logré llegar a un acuerdo con los encargados y me devolvieron casi la totalidad de mi dinero (con mala cara, pero lo hicieron).

 


9. No leer bien los términos de la reserva

Al momento de reservar un hospedaje, fíjate bien que el valor que se indica sea el precio final. Muchas veces se muestran los precios sin impuestos o sin tarifas extra para atraer compradores y al momento de finalizar la compra, o de pagar en el hospedaje, te cobran un precio mayor.

Otro punto importante que debes leer con cuidado son los términos de cancelación de la reserva. A menudo, si cancelas con ciertos días de anticipación no te cobrarán por ello (o solo un porcentaje muy bajo de la reserva), pero esto no siempre es así. Por lo que es importante que te informes sobre este punto. Si prefieres ahorrarte estos problemas (especialmente en estos tiempos de pandemia en que no es inusual cancelar un viaje), siempre puedes utilizar un filtro que te permita seleccionar solo aquellos establecimientos que no incluyan gastos de cancelación.

 


10. Buscar hospedaje a última hora

Este último punto es especialmente importante si viajas con poco presupuesto, en temporada alta o a un destino muy solicitado.

Usualmente encontrarás mejores precios y servicios si reservas con anticipación, así que, si tienes las oportunidad, intenta reservar por lo menos un par de semanas antes de tu viaje.

 



¡Eso es todo, amiga!

Foto en el Paseo de Los Colorados.

Espero que estos consejos para buscar hospedaje por internet te hayan sido de utilidad.

Si tienes más dudas o sugerencias puedes dejar tu comentario.

Y si quieres estar al tanto de todos los datos para viajar de forma económica, puedes suscribirte a la Newsletter del blog.

Estaré subiendo datos y tips regularmente.

¡Vamos por ese viaje!

 

 


¿Te gustó? Guárdalo en Pinterest

Pin Buscar hospedaje por internet.

 

No cometas estos errores al buscar hospedaje por internet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.