¡Porque me gusta viajar cumple 1 año! – Los resultados

Porque me gusta viajar cumple 1 año

Mi blog Porque me gusta viajar cumple 1 año 🥳 y aquí te dejo las conclusiones y resultados de mi primer año blogueando.

Porque me gusta viajar ya cumple un año y debo decir que este tiempo no ha estado exento de altibajos, dudas y muuuchos desafíos.

Y es que buen año elegí para empezar el blog!

Llevaba solo dos meses blogueando cuando empezó el estadillo social en Chile y cancelé mi viaje a la Patagonia. Pasados unos meses, hice un viaje por el norte argentino en el que contraje la varicela. Y a las pocas semanas comenzó la pandemia, el encierro, la cuarentena y todo lo que ya sabemos. Qué año, no?

Bueno, a pesar de todo esto, estoy muy agradecida de muchas cosas que han pasado desde que inicié el blog.

Y he decidido aprovechar esta oportunidad, en que estoy de “cumpleblog”, para contarte cómo surgió esta idea loca de abrir un blog de viajes, cómo ha sido la experiencia y cuáles son los resultados hasta el momento.

Comencemos!

 


1. Por qué comencé un blog de viajes

La verdad es que comencé este proyecto en un momento de crisis. Estaba desilusionada con mi carrera, me sentía estancada, no tenía metas claras y sentía la fuerte necesidad de dejar salir mi creatividad. Pero no lo conseguía.

Me sentía tan frustrada que, en ese momento, llegué a pensar que no tenía ninguna vocación ni pasión en la vida. Hasta el momento había tenido buenos resultados en mi carrera, pero no me sentía especialmente “realizada”. Sin embargo, todo eso cambió cuando comencé mi blog de viajes. Nunca antes me había sentido tan apasionada por algo.

Además, era perfecto!

Un blog de viajes mezclaba dos de mis actividades favoritas: viajar y escribir.

Sin embargo, me tomó un tiempo tomar la decisión de sacar este proyecto a la luz.

Es que, en un comienzo, me parecía una locura: no tenía nada que ver con mi carrera, no tenía ninguna experiencia, no conocía a nadie que se dedicara a esto… Y así, una larga lista de motivos para no hacerlo.

Sin embargo, algo en mi interior me decía que era una buena idea, que no tenía mucho que perder, que valía la pena intentarlo. Qué era lo peor que podía pasar?

Así que me empecé a informar sobre el tema, a leer y releer miles de blogs, a darle vueltas y más vueltas al asunto.

Luego de reunir bastante información al respecto, tenía un poco más de confianza en el proyecto. Sin embargo, no fue hasta que hice un viaje a México que tomé la decisión final.

 


Todo comenzó en México

El momento exacto en que decidí hacerle frente a mis miedos y abrir este blog de viajes fue durante un viaje a México.

Específicamente, estaba en Ciudad de México.

Más específicamente, en la Basílica de la Virgen de Guadalupe.

Y recuerdo que en ese momento me sentí tan en paz conmiga misma, tan feliz de estar viajando, conociendo, viviendo, que llegué a la conclusión de que solo me sentía completa cuando estaba viajando.

Lo que implicaba que, desde ese momento, tenía que buscar la manera de que los viajes fueran una parte fundamental en mi vida. Tenía que buscar la manera de viajar más y más lejos.

¿Un blog de viajes me permitiría hacer eso? No lo sé… Pero valía la pena intentarlo…

Además, los viajes se viven tres veces: cuando se planean, mientras se viven y cuando se recuerdan. Por lo que, escribir sobre ellos ciertamente me permitiría alargarlos.

Foto en la Basílica de la Virgen de Guadalupe.
En la Basílica de la Virgen de Guadalupe, Ciudad de México.

 


Sí, estoy viajando sola

Además de todo lo anterior, uno de mis motivos para abrir un blog de viajes fue la gran cantidad de veces que me hicieron la pregunta: “¿Estás viajando sola?”. Casi siempre seguida de “¿Y por qué viajas sola? ¿Y tu novio? ¿Y tu marido? ¿No tienes una amiga que te acompañe?”

De verdad que no puedo recordar un solo viaje en que no me hayan hecho por lo menos una de estas preguntas.

Supongo que abrir un blog de viajes, y contar cómo es realmente la experiencia de viajar sola, fue una forma de enfrentarme al mundo y decir: “sí, estoy viajando sola… y me encanta!”.

Con este blog pretendo motivar a mujeres que deseen viajar solas y necesitan un poco de inspiración para dar ese primer paso.

Y espero conseguirlo…

 


2. Abrir y mantener un blog de viajes

Y, aunque decidirme a abrir el blog ha sido, sin duda, una de las partes más difíciles del proceso. Esto no es, ni de cerca, lo que me ha generado más trabajo.

Abrir un blog es relativamente fácil.

Quizás al principio puede ser un poco complicado aprender a usar WordPress (el sistema que permite crear y mantener un sitio web), buscar tutoriales en Internet, crear perfiles en redes sociales, darlo a conocer, crear los primeros posts, entre otras cosas.

Sin embargo, lo verdaderamente difícil es mantener el blog. Es que créeme cuando te digo que es MUCHÍSIMO TRABAJO!

Para crecer en Google hay que estar publicando constantemente. No sirve de nada publicar un par de artículos al principio, o de vez en cuando, y luego olvidarse del blog. La clave aquí es la constancia.

Yo subo, por lo menos, un post a la semana (todos los domingos) y si puedo dos. Y desde que inicié el blog, jamás he dejado un domingo sin publicar. Pase lo que pase. Aunque esté enferma, aunque no esté de humor, aunque el mundo se esté cayendo a pedazos. El domingo para mí es SAGRADO publicar un post.

Y lograr esto no es fácil.

Mientras mantengo este blog, estoy haciendo un doctorado a tiempo completo. Por lo tanto, tengo que ser muy organizada para lograr mis metas. Generalmente, dedico un par de noches a la semana al blog, además de parte del sábado y del domingo en la mañana.

Pero no creas que eso es todo.

También hay que dedicar mucho tiempo a publicar en redes sociales, agregadores de noticias (como Bloguers y Viajéame), manejar los asuntos técnicos del blog, hacer networking y aprender muchas cosas nuevas.

 


3. Habilidades importantes para mantener un blog

Este punto, por supuesto, que no es igual para todos los que deseen abrir un blog. Pero en mi caso, como no tenía experiencia ni estudios relacionados (soy bióloga marina), tuve que aprender un montón de cosas desde el principio (y sigo aprendiendo).

Para mantener un blog de viajes es importante saber de marketing digital, fotografía, storytelling, SEO, copywriting, branding, gestión de redes sociales, un poco de programación, entre varias otras cosas.

Como puedes ver, abrir un blog e intentar emprender en forma digital requiere aprender muchas habilidades. Razón por la cual, las plataformas de cursos online, como Crehana y Domestika, se han convertido en mis mejores aliadas.

Para que te hagas una idea, aquí te dejo algunos de los cursos que he hecho este año:

 


Cursos útiles para el blog:

 

 

Además de estos cursos, también me he pasado un montón de horas viendo tutoriales, webinars, lives y talleres en línea.

Y, por supuesto, leyendo experiencias y posts de otros blogueros. En estos momentos sigo a una gran cantidad de blogs de viajes, principalmente en español, pero también algunos pocos en inglés.

Es lo bueno de estos tiempos: hay una gran cantidad de información disponible en Internet (lo que no significa que toda la información que está en Internet sea útil o verídica, también es importante aprender a filtrar).

Blog

 


4. Cuánto he invertido en el blog

Durante este año al blog le he invertido tres cosas: energía, tiempo y dinero.

Creo que los dos primeros aspectos ya los he abordado más arriba, así que aquí me centraré en el tercero: la parte económica.

Y debo decir que a un blog también hay que invertirle dinero. No estoy hablando de millones (por lo menos al principio). Y ni de cerca lo que cuesta un emprendimiento físico. Abrir un blog es relativamente barato.

Pero esto no significa que no sea necesario invertir si queremos que las cosas salgan bien. Y, con el tiempo, cada vez queremos que las cosas salgan mejor. Lo que implica mayores gastos.

 


Inversiones básicas

Las inversiones iniciales no han sido muchas. Principalmente:

  • El dominio (el nombre del sitio: porquemegustaviajar.com; lo que cuesta alrededor de 10.000 CLP [13 USD] al año).
  • El hosting (en donde se almacena la web; después de leer varias reseñas, me decidí por un hosting de calidad como Webempresas, el que cuesta 65.000 CLP [82 USD] al año).
  • La plantilla (comencé con Arcade basic y a los 3 meses me pasé a la de pago, por $32.000 [41 USD]).

 

Y básicamente estas son las 3 inversiones iniciales que requiere un blog. E incluso la plantilla es optativa, así que solo basta con un dominio y un hosting (que también los hay más baratos).

También hay páginas como Wix, WordPress.com y Blogspot que permiten abrir un blog en forma gratuita. Sin embargo, dadas las limitaciones de estas plataformas es algo que no recomendaría, aunque todo depende de nuestros objetivos.

 


Otras inversiones

Pero en mi caso, las inversiones no terminaron allí (esto es solo lo básico).

También he invertido en los cursos que menciono más arriba, en un plugin de pago para compartir en redes sociales (un plugin es algo así como una aplicación en WordPress), un par de libros y últimamente he comenzado a invertir en equipo para el blog.

Como muchos, comencé el blog solo con el equipo básico del que disponía: un computador, la cámara del celular y un par de trípodes.

Sin embargo, ya estoy invirtiendo para tener un mejor equipo que me permita crear contenido de mayor calidad.

Este año gasté un suma importante en un mejor computador y en un estabilizador para el celular. Mi próximo objetivo es invertir en un celular que tenga mejor cámara.

Y creo que las inversiones no pararán allí. Aún tengo un montón de artículos en mi lista de deseos. En el futuro me gustaría invertir en una cámara GoPro, un dron (pequeño), un domo para la GoPro y una cámara semiprofesional. Pero creo que es mejor ir con calma. Paso a paso.

 


5. Entonces… ¿cómo ha sido el primer año del blog?

Bueno, como decía al comienzo, este año ha tenido de todo.

Comencé el blog sin saber prácticamente nada y creo que ha crecido mucho durante este primer año. Y no digamos que el blog recibe miles de visitas al día y ya me está generando ingresos. No se trata de eso.

Esto es un proceso lento, al que ingresé sabiendo que iba a tener que dedicarle muchos años antes de ver los frutos.

Hacer crecer un blog y generar ingresos no es algo que pasa de un día (ni de un año) para el otro. Esto toma tiempo, inversión y mucho trabajo y dedicación.

(Además, el crecimiento es mucho más lento si se desata una pandemia mundial, se cierran las fronteras y ya nadie viaja…)

Pero, aún así creo que puedo sacar cuentas alegres en algunos puntos.

 


Estadísticas del blog

Durante este primer año, he recibido más de 13.000 visitantes únicos y he tenido más de 23.000 vistas en mis artículos.

Últimamente, estoy recibiendo más de 2.500 visitantes y más de 3700 vistas al mes!

Quizás esto no sea mucho en comparación con otros blogs. Pero, para mí es un montón.

Además, algunos de estos visitantes han venido de países tan lejanos como Mauritania, Moldavia y Samoa Americana. Aunque estos son los menos. La mayoría de mis visitas vienen de Chile, México, Argentina y Estados Unidos.

En total, he escrito 65 artículos sobre 6 países y 23 ciudades!

Y espero seguir aumentando este número, para así llegar a más viajeras que deseen emprender ese viaje con el que tanto han soñado.

En redes sociales tengo 2103 seguidores en Instagram, 897 en Twitter, 789 en Pinterest y 105 en Facebook.

Quizás tampoco sea tanto como en otras cuentas, pero para mí también significa mucho. Obviamente, Facebook es mi punto más débil, así que ahí tengo trabajo pendiente para el próximo año (pero con el algoritmo está difícil 😆 ).

RRSS

 


6. Metas para el próximo año

Y ya terminando este recuento del primer año de vida de Porque me gusta viajar!, debo decir que tengo muchísimas metas para el próximo año.

Una de las más importantes (pero que no depende de mí) es volver a viajar. La verdad es que tenía muchos viajes planeados que tuve que suspender por el Coronavirus. Así que espero poder retomarlos el próximo año.

Algunos de los lugares que tengo en mente para cuando se pueda volver a viajar incluyen la Riviera Maya (necesito volver!), la Patagonia, Pucón, Punta de Choros, Valparaíso, Concón y tantos otros!

Otra meta importante que me he propuesto para el próximo año es contactar con más blogueros de viajes. Hasta ahora me he enfocado en generar contenido, en dar a conocer Porque me gusta viajar! lo más que pueda y en aprender nuevas habilidades. Sin embargo, aún me queda mucho trabajo por hacer.

Mis otras metas incluyen seguir haciendo crecer el blog. Continuar publicando en forma religiosa un post todos los domingos, seguir publicando contenido en redes sociales y tomar más cursos para mejorar la calidad del contenido que soy capaz de generar.

 


¡Eso es todo amiga!

Selfie en el Hornocal.

Solo me queda agradecer a todos los que se han tomado el tiempo para compartir, dar su like, reaccionar, comentar o leer mi blog!

De verdad que todo eso significa mucho para mí.

Me tomo muy en serio cada comentario y retroalimentación que recibo.

Este proyecto realmente me motiva e inspira muchisimo, así que espero que vengan varios años más de Porque me gusta viajar.

¡Vamos por ese viaje!

 

 

¡Porque me gusta viajar cumple 1 año! - Los resultados
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
56 Compartir
Compartir51
Twittear3
Pin2